E. PADRES E HIJ@S





PUENTE DE DIALOGO ENTRE PADRES E HIJOS


Cómo comunicarnos con nuestros hijos

               TIPOS DE PADRES

a)             Padres autoritarios: imponen su parecer por el miedo y la coacción.

b)            Padres que hacen sentir culpa: utilizan el lenguaje en negativo: “NO”.

c)             Padres que restan importancia: son poco receptivos a escuchar.

d)            Padres que dan conferencia: sermón “deberías”; no parten de la experiencia del hijo, sino de su experiencia de vida.

               ALGUNOS CONSEJOS

·                     Hable con su hijo, mirándolo a los ojos y usando un lenguaje sencillo y claro.

·                     Siéntese o arrodíllese para estar a su altura.

·                     Cerciórese que entiende lo que dice, pregúntele.

·                     Dele la oportunidad de decir lo que pasa, antes de opinar usted.

·                     Cuando comparta con su hijo, cuéntele cosas y motívelo a contar sus experiencias y emitir su opinión, pero sin que se convierta en un interrogativo.

·                     Cuide hablar en forma real. El niño nota cuando usted no siente  lo que dice y, así, el comentario pierde efecto.

·                     Sea coherente, cuide que no exista contradicción entre lo que usted piensa, siente y sus gestos.

·                     Recuerde que los niños comunican lo que les pasa en forma diferente a como lo hacen los adultos.

·                     Aprenda cómo su hijo expresa las distintas emociones y sentimientos.

·                     Utilice un lenguaje positivo, no se centre tanto en los errores, fallas o sufrimiento, sino en aquello que es importante para nuestros hijos, resaltando y valorando eso.

 Las reglas del diálogo

·                     Que sean oportunas.

·                     Respetuosas.

·                     Serenas y optimistas.

·                     Provocadoras de reflexión y respuesta.

·                     Alternadas, sin monopolizar la palabra.

·                     Hábiles y valientes.

·                     Francas y sinceras.

·                     Calurosas y afectuosas.

·                     Pacientes y constantes.

Educación dialogal

7.1        CONDICIONES O REQUISITOS PREVIOS PARA ENTABLAR DIÁLOGO

a)             El adulto debe estar convencido que el joven es un interlocutor válido para el trabajo.

b)            Para lograr el diálogo con el adolescente, es necesario que se haya dado  en las etapas anteriores.

c)             Compartir ciertos acontecimientos de la vida del joven favorece mucho una situación de diálogo, porque se dan las condiciones para la confianza y la amistad.

d)            Es preciso aceptar que la adolescencia y la juventud son etapas de desarrollo, con su propia expresión de los valores éticos.

7.2        ALGUNAS DIFICULTADES

a)             El lenguaje.

b)            El lenguaje implica dos personas dentro de una dinámica de hablar-escuchar.

c)             Cada uno tiene su propia filosofía de vida.

d)            alteridad  o la imagen que nos formamos del otro.

7.3        NIVELES

a)             Información.

b)            Comunicación didáctica (testimonio).

c)             Predicación (sermones).

d)            Diálogo.

7.4        FALSO DIÁLOGO

a)         Tendencia a dar órdenes para dictar una conducta.

b)         Entrega de recetas o de soluciones perfectamente preparadas a los problemas complejos planteados por los jóvenes.

c)         Seducción. Preocuparse de las personas más de lo que dice.

d)         Chantaje afectivo o punitivo.

e)         Dos monólogos.

f)          Solamente escuchar al joven y no dar su parecer, limitarse a escuchar.

g)         Impulso a reaccionar frente a una opinión en vez de escuchar.

7.5        DIÁLOGO PADRE-HIJO

·                     Dónde

·                     Cuándo

·                     Cómo enfrentar el diálogo

·                     De qué hablar (temas)

 TIPOS DE PADRE

               Padres Autoritarios - Altos niveles de control y de exigencia de madurez y bajas de niveles de comunicación y afecto explicito obediencia a su autoridad, uso del castigo no facilita el diálogo, tienden a ser muy restrictivos deber de la obediencia a tales normas son poco alegres, más bien coléricos, aprensivos, infelices fácilmente irritables y vulnerables a los temores, no se perciben a si mismo como responsables de sus éxitos y fracasos, tímidos, baja autoestima, dependencia.

               Padres permisivos (blandos) - Bajos en control y exigencias de madurez pero altos en comunicación y afecto, usan poco el castigo, utilizan el razonamiento pero rechazan el poder y el control sobre el niño.

               Acostumbran a preguntar al niño sobre decisiones que afectan a la familia.

               Son de bajo nivel de exigencia y control al que se enfrentan, tienden a tener problemas para controlar los impulsos dificultades a la hora de asumir responsabilidades, son inmaduros y con niveles bajos de autoestima pero tienden a ser más alegres vitales que los hijos de padres autoritarios.

               Padres Democráticos - niveles altos tanto de comunicación y afecto, de control y exigencia de madurez e intenta evitar el castigo.

               A menudo, le explican a los tipos las razones que subyacen a una medida disciplinaria y controladora es posible que cambien de postura tras escuchar los argumentos que el niño les ofrece.

               Plantean a los niños exigencia de madurez y de independencia.

               Tiende a tener niveles altos de autocontrol y de autoestima, que sea más capaces de afrontar situaciones nuevas con confianza e iniciativa, que sean persistentes en las tareas que inician.

               Son interactivos y hábiles en las relaciones con los iguales, independientes y cariñosos con valores interiores morales.

·              Qué tipo de padre es usted

·              Cómo enfrentaría o enfrenta a su hijo adolescente

·              Cómo supera la crisis:

3       acude a algún especialista

4       lo arregla solo.

a)         El lugar de los hermanos:

                     -           mayor

                        -           medio

                        -           menor.

b)         El hijo único.

La orientación familiar

La orientación familiar es un sistema de influencias encaminadas a elaborar la preparación de la familia en las características de la educación infantil, saber identificar los conflictos familiares y contribuir a resolverlos, armonizar las influencias hogareñas y facilitar una mayor regulación consciente de este proceso.

Esta orientación psicológica suministra conocimientos, contribuye a argumentar opiniones, desarrolla actitudes y comunicación en los padres, también estimula sus intereses y consolida sus motivaciones relacionadas con la vida familiar. El objetivo de esta orientación no es enseñar a los padres determinadas recetas para resolver cada problema que se le presente, sino que ellos razonen acerca de su vida familiar y que lleguen a autorregularse concientemente, a auto-desarrollarse como grupo humano. Conocer el ambiente familiar de sus alumnos y sensibilizar a los padres en la ayuda continua que deben darle a sus hijos en las diferentes actividades que se desarrollan en la escuela. Es importante que la orientación a la familia tenga un carácter progresista, ya que es necesario prevenir de manera oportuna en cuanto los errores que se cometen, brindándoles los conocimientos pedagógicos que tenemos. Cada padre y cada madre deben conocer perfectamente que es lo que desea inculcar a sus hijos.

La finalidad de la educación de la familia está dirigida a brindar suficientes argumentos para preparar a los padres, para ayudarlos en la delicada misión educativa que les corresponde vivir. La educación que se recibe en el hogar aun cuando esta no tiene el mismo carácter que la escolar, es de gran valor en el proceso de formación, consolidación de los sentimientos, de principios morales y de la orientación social de la personalidad.

Tipos de familia

LA FAMILIA NUCLEAR O ELEMENTAL:

Es la unidad familiar básica que se compone de esposo (padre), esposa (madre) e hijos. Estos últimos pueden ser la descendencia biológica de la pareja o miembros adoptados por la familia.
LA FAMILIA EXTENSA O CONSANGUÍNEA:

Se compone de más de una unidad nuclear, se extiende mas allá de dos generaciones y esta basada en los vínculos de sangre de una gran cantidad de personas, incluyendo a los padres, niños, abuelos, tíos, tías, sobrinos, primos y demás; por ejemplo, la familia de triple generación incluye a los padres, a sus hijos casados o solteros, a los hijos políticos y a los nietos.

LA FAMILIA MONOPARENTAL:

Es aquella familia que se constituye por uno de los padres y sus hijos.

Esta puede tener diversos orígenes. Ya sea porque los padres se han divorciado y los hijos quedan viviendo con uno de los padres, por lo general la madre; por un embarazo precoz donde se configura otro tipo de familia dentro de la mencionada, la familia de madre soltera; por último da origen a una familia monoparental el fallecimiento de uno de los cónyuges.

LA FAMILIA DE MADRE SOLTERA:

Familia en la que la madre desde un inicio asume sola la crianza de sus hijos/as.

Generalmente, es la mujer quien la mayoría de las veces asume este rol, pues el hombre se distancia y no reconoce su paternidad por diversos motivos. En este tipo de familia se debe tener presente que hay distinciones pues no es lo mismo ser madre soltera adolescente, joven o adulta.

LA FAMILIA DE PADRES SEPARADOS:

Familia en la que los padres se encuentran separados. Se niegan a vivir juntos; no son pareja pero deben seguir cumpliendo su rol de padres ante los hijos por muy distantes que estos se encuentren. Por el bien de los hijos/as se niegan a la relación de pareja pero no a la paternidad y maternidad.

PROBLEMAS Y BIENESTAR 
PADRES Y LOS HIJOS

La familia: el padre, la madre, los hijos... el bienestar y la calidad de vida de ellos es el centro de este trabajo. Queremos aportar con un grano de arena a buenas relaciones en el seno de la familia: la relación de padres e hijos, la relación entre hermanos, y en cómo los hijos, con la base de la formación y educación en la familia, se enfrentan y relacionas con la sociedad en general.

La armonía y la felicidad en la familia no es bien lo suficientemente común. Las relaciones sentimentales estables con que una familia pueda desarrollarse, determina, en gran medida, el bienestar y la calidad de vida de los hijos en un futuro. Son muchos los factores que pueden generar un mal ambiente familiar. Hoy vamos analizar los más importantes y tratar de aportar con sugerencias para resolver estos problemas.

 

LA FAMILIA. CARACTERÍSTICAS NO SALUDABLES. DIVISIÓN DE LOS HIJOS 

Cinco características específicas de familias no sanas

La familia, es uno de los más hermosos vínculos que existen en la raza humana, dañarlo implicaría destruirnos a nosotros mismos, este curso le permitirá aprender a cuidar el ambiente familiar donde nos desarrollamos.

1.- División entre todos los hijos de la familia

Una de las características más palpables en los hogares que tienen problemas emocionales serios, son los que se manifiestan con este síntoma general entre todos los hijos. No puede verse una armonía entre ellos, siempre hay disputa, si no discuten los hermanos mayores entre sí, discuten los menores entre sí, o discuten los mayores con los menores, o simplemente discuten todos a la vez.

Muchos de estos síntomas se han comenzado a manifestar desde la niñez, pero los padres nunca tuvieron una actitud preventiva para evitar que la confrontación se mantuviera en el tiempo, ni tampoco corrigieron las conductas infantiles a tiempo, para que no se prolongaran hasta la edad adulta.

Principales causas que han permitido que la disputa y la rivalidad entre hermanos, se mantenga hasta la edad adulta:

a.- El padre y/o la madre se inclinan más por favorecer a algunos de sus hijos,

b.- El padre y/o la madre se preocupan más por las adversidades que le ocurren solo a algunos de sus hijos,

c.- El padre y/o la madre, ignoran a algunos de sus hijos constantemente, porque no ven en él lo que desean.

d.- El padre y/o la madre, usa a los hijos más obediente, para que espíen a sus hermanos, y le cuenten todo lo que el otro hace que esté mal,

e.- El padre y/o la madre siempre le creen a uno de los hijos, y por el contrario, al otro siempre pone en duda su palabra,

f.- El padre y/o la madre, se inclina por uno de los sexos, (varón) o (hembra)

g.- Los hijos pertenecen a relaciones sentimentales diferentes, y son criados juntos solo parcialmente,

h.- Uno de los hijos, siempre les hace maldad a los otros, y los padres son tolerantes con él.

i.- El padre y/o la madre, corrigen más severamente a unos que a los otros,

j.- El padre y/o la madre, están más interesados en las necesidades de unos de sus hijos, y la del resto no,

k.- El padre y/o la madre, se dedicaron a criar a algunos de sus hijos, pero con el resto no tuvo las mismas oportunidades, o no los crió con las mismas condiciones, por razones internas o externas.

l.- El padre y/o la madre, constantemente avergüenza a algunos de sus hijos delante del resto y los compara con sus hermanos públicamente,

m.- El padre y/o la madre, le permite a los otros hijos, corregirse entre sí, pelearse, disciplinarse, criticarse, compararse y hasta rivalizar con sus hermanos.

n.- El padre y/o la madre solo le da manifestaciones de afecto a algunos de sus hijos,

ñ.- El padre y/o la madre, jamás le enseñaron a los hijos mayores a valorar a sus hermanos, y a no adquirir la idea errada, de que sus hermanos menores, le están quitando el puesto.

o.- El padre y/o la madre, no le han enseñado a los hermanos menores, a tener cierto nivel de respeto por sus hermanos mayores,

p.- El padre y/o la madre, jamás le enseñaron a sus hijos mayores, a aprender a querer a sus hermanos menores y a aprender a protegerlos en la vida.

q.- El padre y/o la madre, tiene relaciones rotas o muy marcadamente destruidas con sus propios hermanos.

 
Hijos y objetivos profesionales. Estabilidad económica de la familia

2.- Ninguno de los hijos tienen definidos sus objetivos profesionales

Muchas veces los hijos, cuando están niños sueñan, desean y buscan de aprender o hacer las cosas que ven, oyen, y con las que se relacionan todo el tiempo, entre esas cosas con las que juegan y sueñan, es precisamente en cuanto a sus relaciones amorosas, en cuanto a sus roles profesionales, etc. Pero cuando un hogar, está mal encausado en cuanto a estos dos aspectos tan importantes y tan vitales, para todos los individuos, el niño, no logra internalizar ningún patrón sano de comportamiento, que le permita escoger con claridad desde su niñez, que quiere ser y como quiere ser.

Hay muchos aspectos que pueden afectar esta parte del desarrollo humano, ya que no tienen modelos claros para poder imitar, y soñar. Veamos algunos aspectos:

-  Ninguno de los padres tienen una profesión definida, ni tampoco ninguno de sus familiares cercanos.

-  Los padres no tienen ningún grado de instrucción, que les permita aconsejarlos y orientarlos.

-  Los padres tienen profesiones, de las cuales los hijos no se sienten identificados, pero tampoco consiguieron otra carrera que les gustaran y nadie se preocupó por ello.

-  Como familia, los intereses individuales y grupales, están relacionados a otras áreas de intereses.

-  Los padres quieren que sus hijos estudien solo lo que desean ellos como padres, y no le dan oportunidad de escoger su propia orientación vocacional.

-  Hay crisis económica en el hogar constantemente, y ni los padres tienen como contribuir a los gastos de estudios de sus hijos, y a su vez, los hijos necesitan trabajar para mantener a sus padres, y por ello, ellos mismos, tampoco pueden sustentar sus gastos para sus estudios.

-  El grado de autoestima de todos los miembros de la familia es muy bajo, y muchos de los miembros se sienten incapaces de poder lograr algo en la vida.

-  La familia no tiene propósitos, ni visión de futuro, ni proyecto de vida, ni planes financieros, o de cualquier otro tipo, y los hijos adoptan también este patrón.

-  En la familia, hay formas erradas que permiten conseguir grandes sumas de dinero, pero de forma fácil, que no requieran ningún grado de instrucción, tales como tráficos ilegales, venta de drogas, prostitución, etc.

-  Hay un patrón de vicio, que se repiten en la familia, y los miembros solo desean trabajar, y vivir en un ambiente de fines de semanas y días libres para disfrutar de fiestas, alcohol, y otros vicios, y el estudio, no ocupa ningún lugar en sus metas personales.

Hijos inestables en lo emocional. Relaciones sentimentales en la familia

3.- Todos los hijos tienen relaciones sentimentales inestables

Hay muchísimos factores que intervienen en los conflictos humanos y, sobre todo, en los conflictos familiares. Muchas veces todas estas formas no sanas de interrelacionarnos con los demás, se convierten en un modelo de aprendizaje a seguir por parte de nuestros hijos, y generalmente las familias no sanas, terminan desarrollando entre sí, nuevas formas y modelos de familias no sanas, a partir de ellas.

Ejemplos:

-  Los padres tienen un matrimonio estable aparentemente, pero dentro del hogar hay muchas frustraciones de pareja que ellos perciben, y por ello, no desean casarse para no pasar por ello.

-  Los padres han tenido muchas relaciones de pareja inestables, y los hijos adoptan el mismo modelo.

-  Los padres son frecuentemente personas problemáticas, y sus hijos aprenden el modelo, y cada vez que comienzan una nueva relación amorosa, la destruyen como producto de su mal carácter.

-  La familia, ha mantenido una relación de maltrato desde la niñez de sus hijos, cuando crecen ellos siempre tienen la tendencia a buscar personas maltratadoras, con quienes ellos al final, tienen que terminar la relación por maltrato físico. O buscan personas a quien maltratar, quienes terminan acabando la relación.

-  La familia, cuando tiene la tendencia a que son unidos, y no dejan que sus hijos se vinculen sanamente con otras personas, a menudo terminan rompiéndole las relaciones a sus propios hijos, porque comienzan a crear rivalidades con las parejas de ellos.

-  Cuando la familia, siempre tienen patrones enfermizos de siempre estar al ataque, y los hijos adoptan el modelo, y estos terminan rompiendo las relaciones amorosas, porque siempre están a la defensiva, atacando a los demás antes de que los ataquen.

-  Cuando en la familia, no hay confianza, ni tolerancia, ni entendimiento, los hijos crecen adquiriendo estas características en su manera de relacionarse con los demás, y nunca pueden formar hogares sólidos, donde se promueva la confianza, la tolerancia ni el buen entendimiento entre todas las partes.

Estos son sólo algunos, de los muchos ejemplos de relaciones no sanas, que son productos de las formas de relacionarse nuestros padres.

Padres e hijos. Consentir o ignorar a los hijos en la familia
4.- Los padres están vinculados con solo algunos de sus hijos

Hay familias, donde tal vez los hijos tienen profesiones, los hijos tienen hogares establecidos, y todos los hijos se la llevan bien entre sí, pero no hay armonía entre los hijos con algunos de sus padres, o es el padre el que no tiene armonía con unos de sus hijos, o existen ambos casos.

En este tipo de familia, lo más lamentable es que uno o algunos de los padres se sienten un cero a la izquierda para algunos de sus hijos, o es el hijo el que se siente un cero a la izquierda en relación a su padre o a su madre.

En estos casos, muchas veces, la situación es muy poco comprobable, y es difícil de atender a tiempo, ya que muchas veces son cosas que se sienten internamente, pero que no se comparten con la familia, sino que se calla, pero en lo más profundo del corazón, estos sentimientos se van haciendo como propios de nuestra personalidad, y cada vez, estos sentimientos se van haciendo más intensos, la relación más distante, y el daño cada vez mas irreversible.

Muchas veces son los adultos, los que dejan pasar mucho tiempo ya que esto debe de cuidarse al mismo momento que se percibe esta situación, porque si el niño, no es restaurado a tiempo de sus sentimientos bien sea de que ya no le interesa el padre o la madre, o de que al contrario siente que su padre o su madre no se interesa por él, puede que esta situación se agrave muchísimo más al pasar del tiempo, y si no hay valores humanos bien arraigado en la familia, con el paso del tiempo, esto puede convertirse en una situación muy grave.

Los niños, muchas veces se sienten incapaces de decir sus más importantes sentimientos, ni de contar sus dudas, sus temores, sus rabias, en fin, los niños muchas veces esconden sus sentimientos y emociones por temor a ser vulnerados por ello, e incluso siguen asumiendo sus posturas a través de la adolescencia, la juventud hasta llegar a la edad adulta.

Hay hogares, donde los hijos han manifestado estas sensaciones, y han sido burlados o ridiculizados por manifestar sus percepciones, y se les ha dejado aun lado, en vez de darle la atención urgente que se amerita para tal situación.

Otras veces, el problema tiene que ver más con respecto a la actitud que asume el adulto, sea él quien comience a ignorar al hijo o sea el hijo quien le ignoró primero, pero lo cierto es que como adulto toma una actitud negativa ante tal situación, en vez de confrontarla, entonces prefiere dejarlo así, y conformarse con mantener una relación más armoniosa con sus demás hijos asumiendo que si sus demás hijos si lo quieren ya está bien.

Hay otra condición que a veces conlleva a estos patrones en la familia, y es que muchas veces los padres se sienten relacionados con unos hijos, y los otros hijos se sienten relacionados con el otro padre, y entonces, la familia llega a convertirse en un hogar con dos bandos, el bando del padre y el bando de la madre, entonces cada hijo, siempre defenderá la postura errada o no, del padre al que está vinculado emocionalmente como si tuvieran una especie de bando.

Un asunto serio en la familia, es cuando ambos padres no se ponen de acuerdo entre sí en relación a sus hijos, y esto hace que a veces también suceda que los padres se dividen por causa de uno de sus hijos, porque el hijo ha asumido actitudes negativas que un padre desaprueba, pero el otro padre lo permite y le defiende el error, esto hace que el hijo se sienta apoyado con uno de sus padres, y al otro lo descarte de su vida porque no le tolera sus malos hábitos, malas decisiones, o malas crianzas.

Familia, armonía y felicidad. Actividades familiares

5.- No hay actividades familiares en armonía

La familia, es un vínculo que debe ser armonioso, si no hay armonía, la familia no es una familia saludable; lamentablemente en la actualidad existen muchísimas familias que están sufriendo el grave daños que ocasiona la desarmonía en el hogar, no hay momentos de diversión juntos, no hay una programación de televisión que puedan mirar juntos, no hay un pasatiempo favorito de la familia, no hay fechas especiales en la familia, no hay apoyo total de todos los integrantes entre sí, sino que cada quien asume su vida aparte del resto, sin importarle lo que opine el resto de la familia, no hay sonrisas, palabras de cariño, confianza, tolerancia, ni nada que exprese amor de familia.

Muchas veces, todos estos tipos de vínculos donde no se percibe ese afecto fraternal que debería de existir en el hogar, hace que cada uno de los integrantes decida alejarse de la familia, y hay muchas maneras de hacerlo, bien sean de una manera discreta o de una manera muy marcada.

Veamos algunos ejemplos de ello:

- Algunos de los miembros de la familia se mantiene ocupando la mayormente del tiempo, estando con amistades, y no desea estar en casa, mientras más tiempo pase con sus amigos será mayor su felicidad, y mientras menos tiempo pase en casa, será mayor el grado de tranquilidad que experimentará, porque así no tiene que sentir el vacío o el dolor que le causa su familia.

- Otros miembros, se pierden en los vicios, tales como drogas, juegos de azar, alcohol, cigarrillo, etc.

- Algunos de los miembros se pierde entre la gran variedad de diversiones tecnológicas, que cada día aparecen y que les brindan mayor grado de satisfacción que su familia, tales como videos juegos, Chat en el internet, estar en el teléfono comunicándose con todo el mundo que está fuera del hogar, y sin comunicarse con los que están dentro.

- Otros buscan su refugio en actividades productivas tales como estudiar, y trabajar, y logran tener una satisfacción increíble en sus estudios, o en su trabajo, pero no pueden sentir ningún tipo de satisfacción de estar en casa, y compartir con su familia.

- Otros están en casa, no estudian, no trabajan, no tienen vicios, no tienen amigos, pero se meten en su dormitorio todo el día huyendo de el mundo exterior, y de los demás miembros de la familia, tratando de huir de su propia realidad existente, y refugiándose en una soledad anhelada por el mismo, para no sentir las sensaciones y sentimientos de dolor y tristeza que le causan sus demás familiares.

Situaciones como estas, son lamentables, y son muy tristes, pero también son muy reales, muchas veces dentro del núcleo familiar, hay un profundo vacío, que no permite que haya armonía en el hogar, y a la vez pareciera que son cosas normales, porque aparentemente es normal que cada uno de los miembros sea adicto a algo, a los juegos, al trabajo, a los amigos, a los vicios, a estar solo en su cuarto, a lo que sea, pero nadie se ha sentado a pensar, que tal vez esa adicción de cada miembro, es producto de un querer huir de una realidad que le duele, es querer ahogar sus más profundas penas en una actividad individual que le ayude a superar su realidad grupal.

Muchas de las características enumeradas en todo este tema acerca de que son síntomas de una anomalía en el hogar, deben ser analizadas, y si es posible conversadas en familia, es necesario de que como familias, nos sentemos a hablar con cada uno de los miembros, pidamos perdón si hemos sido causantes de algún daño emocional a algunos de los miembros, y sincerarnos acerca de que estamos pidiendo de cada cual.

Lo importante no es sentarse a hablar lo malo de los demás, sino sentarnos a hablar de que queremos estar más unidos, queremos demostrarnos mayor grado de afecto, que queremos crecer junto, que queremos contribuir con la paz del hogar, decirnos que nos necesitamos, que nos amamos, que somos una familia, y debemos permanecer unidas aun en las adversidades, y que somos familia y eso es lo más importante.

Si deciden reunirse que sea para crear armonía, para expresarse los más lindos sentimientos, para crear planes y proyectos de vidas juntos, para solicitarse ayuda mutuamente, para recuperar el tiempo perdido, pero no para reproches, amargura, falta de perdón, o crear más problemas, solo para buscar la unidad y la consolidación de la familia.

 

APRENDAMOS A EDUCAR, PUES ELLOS SERAN EL FRUTO DE NOSOTROS MISMOS



oati